Un año después de que se descubriera la zona hueca con varias tinajas en la calle Albarderos mientras se hacían las obras para un nuevo colector, tanto el gobierno regional como el gobierno municipal han sido incapaces de dar solución a este imprevisto, pese a que en base a la escasa información que han dado parece que no nos encontramos ante un gran hallazgo arqueológico.

Según consta en el expediente referido a dichas obras, según los escritos de la Dirección Provincial de Educación, Cultura y Deportes, se encuentra pendiente la realización de las obras y modificación del proyecto por parte de Aguas de Albacete, encaminada a la conservación y valoración de los restos arqueológicos.

Desde Ganemos no entendemos qué se ha hecho en todo este tiempo, ya que desde que en abril del pasado año por parte del servicio de Patrimonio se empezaron los trabajos arqueológicos, para lo cual se abrió un agujero de 4X4 metros con el fin de poder acceder al espacio y hacer la cata de los restos, no hemos vuelto a tener noticia de los avances ni de cuáles son los planes.

Lo único que sabemos es que en febrero se paralizaron las obras y a fecha de hoy no se han reanudado, permaneciendo instaladas las vallas alrededor del hueco que se abrió, lo que supone, entre otros perjuicios, la reducción del espacio reservado para carga y descarga, las molestias que le genera a las personas que viven y transitan por esa calle y el consiguiente daño para los comercios adyacentes.

Por lo tanto, Ganemos Albacete se pregunta qué medidas con respecto a las tinajas y al espacio hueco se van a tomar y cuándo, para que el proyecto de remodelación de la calle Albarderos se pueda llevar a cabo cuanto antes.