El Grupo municipal Ganemos Albacete defenderá en el Pleno del jueves una moción en defensa del bienestar y protección animal, en la que propone que Albacete se declare municipio libre de espectáculos con animales, lo que supone apostar por un modelo de ocio y entretenimiento que no implique sufrimiento ni maltrato a los animales, lo cual no siempre está a la vista, pero en numeroso ocasiones subyace.

La portavoz del Grupo municipal, Victoria Delicado, ha defendido la oportunidad de esta moción haciendo alusión a la creciente preocupación social que se aprecia en nuestro país por todo lo relacionado con los derechos de los animales y el notable avance de una corriente de protección al mundo animal. Una preocupación que se hace visible cada vez que se produce un episodio de maltrato hacia los animales, en unos casos con el consentimiento de la administración, como puede ser el toro de la Vega, y en otros fruto de la crueldad o vileza de quien lo comete, como por ejemplo el reciente caso del joven que mató a cerca de 80 lechones saltando sobre ellos o el rescate de seis perros en una casa en condiciones insalubres en la calle del Rosario de Albacete.

La Declaración Universal de los Derechos de los Animales aprobada por la ONU y la UNESCO ya recoge que “ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles”. Incluso nuestro Código Penal en su artículo 337 establece penas por el maltrato animal, tanto doméstico como salvaje.  No obstante, esta mayor concienciación social, promovida por grupos animalistas, ecologistas y también políticos, viene exigiendo un mayor esfuerzo en la regulación de dicho bienestar y protección animal, lo que ha provocado que alguna administraciones hayan legislado al respecto, en el caso de Castilla- La Mancha con la Ley 7/1990 de Protección de los Animales de la Comunidad de Castilla La Mancha, la cual prohíbe el uso de animales en espectáculos si ello puede comportarles crueldad o malos tratos.

A esto hay que sumar el hecho de que, recientemente, en pueblos y ciudades de nuestro país se están apoyando mociones y modificando ordenanzas para evitar que se celebren espectáculos con animales. La web animalista AnimaNaturalis ya informa que en más de 202 municipios se prohíbe el circo con animales, entre ellos ciudades como Barcelona, Tarragona, Palma de Mallorca, Málaga, Marbella, Ronda, Vitoria, Oviedo, Caudete, Vigo, Alicante, Torrelavega, Ceuta…

A modo de ejemplo de otro tipo de iniciativas, Victoria Delicado se ha referido al Ayuntamiento de  Madrid, donde se ha planteado elaborar una ordenanza sobre tenencia y protección de los animales que tiene previsto prohibir los circos con éstos y su exhibición en cautividad en instalaciones itinerantes y en centros comerciales,  así como a la campaña de  Ecologistas en Acción en defensa de “los espectáculos circenses hecho por y para humanos”.

La portavoz municipal de Ganemos Albacete ha indicado que si bien la normativa estatal no recoge de forma exhaustiva las actividades que suponen de hecho este sufrimiento animal, los Ayuntamientos tienen competencias para regular la autorización de espectáculos que se lleven a cabo en el municipio, apostando por aquellos que son respetuosos con el bienestar animal y el medio ambiente. Y es en esta  dirección y en el ámbito meramente municipal  donde sitúa el Grupo Municipal de Ganemos Albacete la moción, en cuya parte resolutiva solicita del Pleno manifestar el compromiso del Ayuntamiento de Albacete con los principios éticos, sociales, medioambientales y con el bienestar animal, declarando Albacete municipio libre de circos con animales. 

También se propone impedir en el término municipal de Albacete la instalación de circos que utilicen animales en sus números u otro tipo de actividades que puedan implicar maltrato animal, así como la no autorización y financiación de espectáculos públicos con animales que incluyan su maltrato en el marco de las competencias municipales.

Como consecuencia de lo anterior se plantea la necesidad de modificar la normativa municipal (Ordenanza de Medio Ambiente de 1999), o redactar una ordenanza específica que recoja los acuerdos anteriores y establezca las pautas sobre convivencia con animales y bienestar animal.

Y por último, instar a la Junta de Castilla La Mancha a que, en base a sus competencias, extienda estas consideraciones y sustituya la Ley 7/1990 de protección de los animales por una nueva ley de bienestar animal, más completa.

Aprovechamos para dar las gracias a la Fundación Alma Animal por sus aportaciones y el interés demostrado a la hora de elaborar la moción.