El Grupo municipal de Ganemos Albacete se abstuvo ayer en la votación de las Ordenanzas Fiscales para 2016 tras haber dejado claro que no las comparte porque no son acordes a la necesidades de financiación del Ayuntamiento, puesto que la propuesta del PP supone renunciar a 430.000 euros de ingresos que bien podrían dedicarse a paliar la difícil situación en la que se encuentran miles de personas en nuestra ciudad.

Además, a Ganemos tampoco le gusta que se bajen impuestos cuando hay necesidades que atender, si bien es cierto que la supuesta rebaja que el PP se empeña en vender es además “irrelevante, electoralista y apenas repercute en el bolsillo de los ciudadanos y ciudadanas, ya que en algunos casos el descenso en el recibo no alcanzará siquiera el euro”.

Hecha esta puntualización, la portavoz del Grupo de Ganemos Albacete, Victoria Delicado, precisó en el debate plenario que el sentido de la abstención es poder seguir avanzando en la negociación de los Presupuestos de 2016 y no  renunciar a “debatir, pactar y mejorar el documento, incorporando las aportaciones que Ganemos ha puesto sobre la mesa para dar un giro social a los Presupuestos elaborados por el PP”.

Esto es así porque el PP advirtió que de no salir adelante las Ordenanzas, prorrogarían los Presupuestos, lo que les permitiría más adelante aprobar sus propios presupuestos, sin negociación. Una actitud a todas luces reprobable para Ganemos porque supone jugar con las cartas marcadas, pero que dejaba poco margen de maniobra para poder introducir las pretensiones del Ganemos.

Fondos para atender necesidades de las personas

Para Ganemos Albacete la prioridad es encontrar financiación para desarrollar un plan de choque contra la pobreza y la exclusión, así como pactar las medidas y fórmulas del plan de empleo. Igualmente, las demandas de Ganemos pasan por poner en marcha un plan de inversiones para mejorar los barrios, como ha pedido la FAVA; avanzar en movilidad sostenible y eficiencia energética con acciones concretas y palpables; mejorar en participación y transparencia; y por supuesto, revertir el mayor número posible de medidas del plan de ajuste.

Proceso de negociación

  • Con respecto a las ordenanzas que fueron aprobadas ayer, Ganemos Albacete presentó varias propuestas, entre las que figura establecer en el ICIO (Impuesto sobre Construcciones y Obras) una bonificación del 10% para obras de mantenimiento y mejora de la vivienda habitual que no gocen ya de otra bonificación, como pueden ser las de eficiencia energética o las de accesibilidad. Con ello se pretende incentivar la actividad en el sector de la construcción orientándolo hacia la rehabilitación de viviendas y edificios.
  • Sobre el IBI son dos los aspectos que desde Ganemos se han defendido y sobre los que el equipo de gobierno ha expresado su voluntad de atenderlos. El primero de ellos es  bonificar el recibo del IBI en pedanías por tratarse de “zonas con un nivel de servicios inferior al existente en el resto del municipio”, aplicando el mismo criterio que el de las familias numerosas. Para este año no será posible hacerlo por cuestiones técnicas, pero de cara a 2017 se tendrá en cuenta. El segundo afecta a aquellas personas que por situación económica no puede asumir el desembolso del recibo del IBI, habiéndose logrado el compromiso del gobierno del PP de poder establecer una subvención para este fin mediante la tarifa social o ayuda de emergencia.
  • En lo que a tasas y precios públicos se refiere, hemos conseguido el compromiso del equipo de gobierno  de introducir la gratuidad en el Instituto Municipal de Deportes y en la Universidad Popular para aquellos casos de personas o familias que vayan acompañados de un informe de los Servicios Sociales, tal y como se recoge ya en las de las Escuelas Infantiles.
  • En cuanto a las tasas de agua, creemos que las actuales son elevadas y que es necesario introducir criterios para incentivar el ahorro y el consumo responsable, atendiendo al número de personas que conviven en un mismo domicilio. Y lo más importante es que el equipo de gobierno evalúe conjuntamente las tasas de agua con la estructura de ingresos y gastos de Aguas de Albacete, para establecer una rebaja  del 50% para quienes esté por debajo del índice de pobreza, y del 100% para quienes están en situación de pobreza severa. También se pidió en el Pleno que el Ayuntamiento exija a la empresa mixta Aguas de Albacete el compromiso de no cortar el agua en las viviendas cuyos inquilinos no pueden pagar el recibo, y que, conjuntamente con los servicios sociales, se busquen alternativas y ayudas.
  • Ganemos sin embargo lamenta que no se haya aceptado la propuesta de subida del Impuesto de Vehículos de de Tracción Mecánica en los dos últimos tramos de vehículos de mayor cilindrada (de 16 hasta 19,99 caballos y de 20 caballos fiscales en adelante), con lo que se pretendía desincentivar el uso de vehículos más contaminantes e introducir un elemento de fiscalidad verde.