Ganemos urge que se extreme la inspección y el control municipal para evitar ilegalidades urbanísticas

El grupo municipal Ganemos Albacete quiere denunciar la gestión del Partido Popular en la Gerencia de Urbanismo durante los últimos años, ya que debido a la falta o ausencia de supervisión y control de las obras se han cometido infracciones urbanísticas con el perjuicio que ello supone para el interés municipal y para los terceros que podrían verse afectados por las ilegalidades cometidas.

Así lo ha manifestado esta mañana el concejal Héctor García, quien ha añadido que lo más preocupante para Ganemos Albacete es que las infracciones no hayan sido detectadas por la propia Gerencia de Urbanismo, sino que haya tenido que  ser  una asociación la que denuncie y alerte de que en dos promociones que se están llevando a cabo en la ciudad se estaba superando el aprovechamiento permitido. El concejal ha explicado que estos hechos fueron posteriormente comprobados y constatados por los servicios técnicos de Urbanismo y que han derivado en dos resoluciones de suspensión de licencia y paralización parcial de  las obras.

Ganemos Albacete considera que esta situación es de extrema gravedad porque evidencian la falta de control de la legalidad urbanística que ejerce la Gerencia de Urbanismo tanto el trámite de la concesión de licencias como durante la ejecución del proyecto, fruto del cual, al menos en dos casos hemos podido saber que se ha rebasado la edificabilidad máxima permitida.

Significa esto que las licencias se otorgan en base a una documentación que no se ajusta a la realidad, ya que los datos que figuran en los planos no coinciden con los que constan en la información complementaria.
Ganemos Albacete se pregunta cuántos casos  como los que ha denunciado APECA puede haber en la ciudad de Albacete de los que la Gerencia no tenga constancia, y por ello ha solicitado por escrito al alcalde y al concejal de Urbanismo que realice una supervisión y comprobación de al menos un 20% (elegido de manera aleatoria) de las licencias de obras de  nueva planta concedidas en los últimos cuatro  años (tiempo máximo para que prescriban este tipo de infracciones) para determinar si existen más casos en los que se ha superado la edificabilidad autorizada. 

También solicitamos un informe en el que se detallen los mecanismos de supervisión y control de la legalidad que utiliza la Gerencia de Urbanismo para la concesión de licencias y durante la ejecución de las obras, así como de las actas que se levantan fruto de dicha supervisión.

El Grupo municipal Ganemos Albacete entiende que las ilegalidades no pueden quedar impunes y que desde la Administración se deben tomar todas las medidas para dirimir responsabilidades y evitar la lesividad que este tipo de actuaciones ocasiona tanto a las arcas municipales como a terceros que se ven perjudicados por retrasos en la entrega de la vivienda u otro tipo de problemas.
Por último, Ganemos quiere incidir en la ineficaz e ineficiente gestión del gobierno de Javier Cuenca, y en este caso en concreto, del concejal de Urbanismo, responsable de la Gerencia que debe velar por la legalidad  y  disciplina urbanística.

 

 

Añadir nuevo comentario