Ganemos se opone a la construcción de una macrogranja de cerdos en Albacete y pide al Ayuntamiento que intente frenarlo

Ganemos Albacete ha manifestado su oposición a la instalación de dos explotaciones porcinas en el término municipal de Albacete, por las consecuencias negativas desde el punto de vista medioambiental tendrá esta actividad en una zona considerada de alto valor agrícola. También ha mostrado su respaldo y coincidencia con las alegaciones que a dicho proyecto ha presentado Ecologistas en Acción, representada  también en la rueda de prensa por José Julio del Olmo.

El concejal de Ganemos Héctor García ha explicado que el proyecto consiste en la construcción de dos explotaciones porcinas de cebo con una capacidad total de 14.400 cerdos de engorde, que requerirá la construcción de seis naves ganaderas, y ha añadido que en estos momentos está pendiente de que se tramite la autorización ambiental y la evaluación de impacto ambiental por parte de la Viceconsejería de Medio Ambiente.

Previamente a esta tramitación en el ámbito autonómico, el Ayuntamiento de Albacete ha sometido el proyecto a información pública y a consulta a las administraciones y personas afectadas, para que puedan realizar las alegaciones  que estimen oportunas, con el fin de remitirle toda esa información a la Viceconsejería.

“Y es aquí – ha señalado Héctor García- donde Ganemos Albacete echa en falta un informe del propio Ayuntamiento de Albacete sobre el impacto que las explotaciones tendrán en el terreno donde se implantarán y su entorno, por lo que pedirá que no actúe únicamente como mero intermediario para completar el expediente que debe remitir a la Junta, sino que se implique de forma activa, considerando los efectos nocivos que este tipo de explotaciones tienen”. 

Asimismo, pedirá que entre los organismos a los que se les ha hecho consulta se incluya a la Confederación Hidrográfica, ya que la contaminación del terreno y de los acuíferos es uno de los principales inconvenientes que plantea la pretendida macrogranja.

Por su parte, el representante de Ecologistas en Acción, José Julio del Olmo, ha incidido en que este proyecto no es un caso aislado, sino que se enmarca dentro de los planes de expansión de Cárnicas El Pozo con sede en Murcia, y que debido a que la comunidad de origen no les conceden más autorizaciones están buscando nuevos territorios para poder incrementar su producción.  Es por ello que en los últimos meses han sido varios los intentos y los proyectos presentados no sólo en la provincia de Albacete, sino también en Cuenca y Toledo, para dar respuesta al auge del consumo de carne de cerdo.

Tal y como ha explicado José Julio del Olmo, las alegaciones de Ecologistas en Acción señalan la numerosas irregularidades que plantea el proyecto en cuanto a determinación de riesgos para el medio natural y los entornos urbanos habitados. 

A modo de ejemplo se ha referido a los diferentes tipos de contaminación, empezando por la atmosférica, ya que las granjas producen gases de efecto invernadero, principalmente metano, que son evacuados directamente a la atmósfera, sin realizar tratamiento alguno. La actividad también afectaría la contaminación del  suelo debido a la aplicación de purines directamente sobre él, así como al agua, recordando que “las granjas se asientan sobre el acuífero sobreexplotado de la Mancha Oriental, interconectado con la cercana laguna del Acequión. 

Los problemas de mal olor que llegarían a los núcleos habitados más cercanos; la proliferación de insectos y roedores como consecuencia de la instalación y el almacenamiento de pienso; o incluso el riesgo vial que la entrada y salida de camiones entraña, son otros de los aspectos que desaconsejan la instalación de estas granjas a tan solo 8 kilómetros del casco urbano.

A modo de resumen, Del Olmo ha indicado que Ecologistas en Acción rechaza de lleno este modelo de producción masiva y de ganadería intensiva porque es absolutamente incompatible con un desarrollo sostenible, y en este caso en concreto no reporta ningún beneficio ni ambiental, ni económico, ni social, ya que sólo contempla la necesidad de  4 puestos de trabajo, y 2 de ellos ya existen.
Por lo tanto, Ganemos ha incidido en que el Ayuntamiento de Albacete debe realizar un informe para poder presentarlo ahora, que es cuando se puede frenar la autorización.

Añadir nuevo comentario