Ganemos recrimina al PP que se haya iniciado el curso sin haber puesto en marcha los caminos escolares seguros

El grupo municipal Ganemos Albacete lamenta que el concejal de Movilidad haya dado lugar a que se inicie el curso escolar sin haber puesto en marcha la experiencia piloto del proyecto de caminos escolares seguros, que era el punto de partida de la  propuesta presentada por Ganemos.

Recordamos que la moción se aprobó en marzo de 2016 y el compromiso fue de hacer la experiencia piloto en el curso 2016/2017, pero se dejó pasar el tiempo sin hacer nada al respecto, a pesar de interesarnos en varias ocasiones por las gestiones y pasos que se estaban dando al respecto. 

Fue en enero de 2017 cuando el concejal de Movilidad intentó acallar y rebatir nuestras críticas anunciando en los medios de comunicación los barrios en los que  se iba a poner en marcha la experiencia piloto.

También en aquella ocasión el concejal explicó el trabajo que ya se había realizado para justificar su habitual afirmación de “estamos en ellos”, trabajo que básicamente se reducía a haber retomado y actualizado un estudio de 2013 de la Policía Local y a las entrevistas hechas a los directores de los colegios.
Pues bien, desde entonces han pasado ocho meses y aún no hemos visto materializado el proyecto de los caminos escolares, habiendo desperdiciado la oportunidad de haber hecho coincidir su entrada en funcionamiento  con el inicio del curso, creando así el hábito en las familias.

Por otro lado, en base a la información que nos ha llegado sobre cómo va a implantarse la experiencia piloto, tenemos dudas de que se vaya a hacer cómo nos gustaría a Ganemos Albacete, ya que no sólo se trata de establecer itinerarios con señalización, sino también de incidir en el aspecto educativo para inculcar entre los más jóvenes una forma de movilidad más sostenible que no tenga al coche como protagonista. Y este último aspecto creemos que no se está desarrollando en la medida que sería deseable.

Recordamos que los caminos escolares tienen como objetivo establecer rutas que por sus infraestructuras (existentes o reformadas) se puedan catalogar como seguras. Para ello, a lo largo de los itinerarios hay que poner señalización e indicaciones en el suelo para guiar a los pequeños. Pero en paralelo hay que trabajar con los centros educativos, así como con todo el tejido social del barrio, incluyendo vecinos, establecimientos comerciales y hosteleros adyacentes, etc.,  para que colaboren en el desarrollo del proyecto. 

 

 

 

Añadir nuevo comentario