Ante la dejadez demostrada por el Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Albacete en el cumplimiento de los acuerdos del Pleno, Ganemos Albacete ha planteado un nuevo método para hacer el seguimiento e intentar sacar adelante las mociones aprobadas. Hasta ahora esta labor de control correspondía a la Junta de Portavoces en reuniones monotemáticas sobre las mociones, pero tras asistir a varias reuniones, leer las 45 páginas del informe presentado por la portavoz del PP y constatar la falta de datos y rigurosidad, Ganemos Albacete estima que este método no es efectivo ni operativo.

Del último informe que la portavoz del PP facilitó a los grupos políticos  y que  consiste en sucintas actualizaciones de otro informe previo, se constatan varias cuestiones. La primera de ellas es la tardanza y dilación injustificada en iniciar las gestiones y darles continuidad. Es el caso de la moción de Ganemos para implantar un programa de eficiencia energética en los colegios. Aprobada en febrero de 2016, según la concejala responsable se iniciará en septiembre de 2107, 18 meses después. Como ha dicho la portavoz de Ganemos Albacete, Victoria Delicado: “Cuesta creer que no fuera posible hasta noviembre reunirse con los directores de los colegios para exponerles el proyecto”. Otra dilación injustificada es la relativa a establecer un protocolo en el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de Castilla-La Macha para traslados en caso de empleadas públicas víctimas de violencia de género que así lo solicitaban. Esta moción de hace un año no ha avanzado por la falta de implicación del alcalde y su gabinete, en un tema sensible que partió de CCOO y fue promovido por unanimidad.
También ha puesto el acento Victoria Delicado en la falta de diálogo con otras administraciones y la escasa capacidad negociadora del alcalde y el resto de concejales y concejalas del PP. “No es comprensible que Javier Cuenca haga siempre alarde de su talante negociador y no sea capaz de ejercitar estas supuestas habilidades en otros escenarios en los que representa los intereses de los albaceteños y albaceteñas”. Ejemplos de la poca capacidad negociadora son las mociones de las cocinas municipales, la escuela infantil o la adquisición de la finca del antiguo hospital de los Llanos.

El informe revela además que el PP incumple sus propias previsiones de plazos,  tal y como se desprende de algunas actualizaciones del informe que consisten en  poner “estará en marcha en febrero”, cuando en el informe anterior ponía “estará en enero”, y eso ha ocurrido en la moción de los caminos escolares. En otros asuntos pretenden hacernos creer que están trabajando en ello limitándose  a cambiar palabras y donde antes ponía que se estaba “ultimando” el proyecto, ahora dicen que se está  “terminando”, y un ejemplo de esto son sus explicaciones sobre los refugios del Altozano.

Hay otras mociones en las que no reproducen bien los acuerdos y optan por eliminar o modificar la parte resolutiva conforme le viene bien al PP. Ejemplos de esto son las mociones de la revitalización de los mercados o la de los compromisos ante el cambio climático o la movilidad sostenible.

Es una tónica habitual que el Gobierno municipal de Javier Cuenca no cuente con los grupos impulsores de las mociones para su desarrollo y en el documento de seguimiento algunas de ellas no llevan ni un solo comentario del concejal de referencia.

Con otras propuestas el PP no hace nada, como la del Plan de Movilidad, y en las que consideran cumplidas faltan cosas por hacer: el impulso a los consejos participativos (julio 2015) llevaba un acuerdo para crear el Consejo de Cultura incumplido después de 20 meses. Y en los casos de cumplimiento hay que mejorar o modificar acciones para que den el resultado esperado, como en “Tu ciudad alquila” que con la publicidad no consigue captar posibles arrendadores de pisos para el banco de viviendas de alquiler social. “Hemos demandado al alcalde y al concejal del área que se dirijan a los bancos con pisos vacíos para pedirles que los pongan a disposición, explicando los incentivos y garantías que pone el Ayuntamiento”, ha comentado Delicado.

Otras prácticas criticables consisten en derivar los proyectos al servicio más saturado, lo que dificultad acometer proyectos de calado como la  apertura de los Depósitos del Agua; o directamente olvidarse de algunas mociones en el listado de seguimiento (Sobre inclusión de criterios sociales en los pliegos de contratación; la  suelta de perros en horario controlado;la contratación de energía pública 100% renovable;  o adaptación de las instalaciones del Museo Municipal para que cumpla la normativa).

Desde Ganemos Albacete no sólo se persigue que se cumplan las mociones, sino también que se haga en un plazo razonable y sin desvirtuarlas. Por ello, el pasado viernes propuso a los portavoces, y lo solicitará por escrito, que las mociones se incluyan como asuntos a tratar en el orden del día de las Comisiones informativas, por entender que es aquí donde realmente se puede hablar sobre la forma de llevarlas a cabo, con el/la concejal/a de gobierno responsable, recogiendo aportaciones de todos los grupos y contando además con la opinión de los técnicos. “Y queremos además que estos puntos se puedan introducir en el orden del día atendiendo las peticiones de los grupos proponentes”, ha concluido Delicado.