El Grupo de Ganemos Albacete solicitará al Ayuntamiento la puesta en marcha de un Plan de lucha transversal contra la pobreza y la exclusión social con financiación municipal, proponiendo para ello que en el Presupuesto de 2016 se reserve una partida con un incremento neto entre 0,5 y 1 millón de euros.

Así lo ha anunciado esta mañana la portavoz municipal de Ganemos, Victoria Delicado, en la presentación de la moción que se debatirá mañana en el Pleno, y en la que se aboga además por incrementar el número de profesionales de la red de servicios sociales de Atención Primaria con el fin de mejorar la atención y reducir el tiempo de resolución de solicitudes.

En base a datos de 2014 del último estudio de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, Victoria Delicado ha señalado que lo más preocupante es que el grupo de población con privación material severa es la que más ha aumentado en el último año, lo que revela un evidente empeoramiento de las condiciones de vida de las familias. “Cuando hablamos de privación material severa se tienen en cuenta los consumos básicos, encontrándonos con que cada vez son más las familias que  no pueden calentar su casa; que no pueden hacer frente a los pagos de la vivienda o que no pueden comprar  carne, pollo o pescado”.

Consumos básicos

Si ahondamos en los datos, Castilla-La Mancha tiene una tasa de pobreza severa del 8,6%, un 27% superior a la media española. En términos absolutos, unas 178.000 personas tienen que sobrevivir con ingresos inferiores a 332 € mensuales por unidad de consumo. Si extrapolamos a la población de Albacete ciudad, resulta que tenemos más de 40.000 personas en riesgo de pobreza y exclusión y, de ellas, unos 15.000 en pobreza severa.

La portavoz de Ganemos se ha referido también a la información que hace unos días nos trasladaron los responsables provinciales de Cruz Roja  en el sentido de que si bien ha disminuido el número de personas demandantes de ayudas para alimentación, se ha producido un importante incremento del número de ayudas que se conceden, ya sea para hacer frente a suministros básicos, medicamentos, material escolar, gastos imprevistos (gafas, audífonos, reparaciones en el hogar…).  El pasado año atendieron a  4.142 familias en situación de pobreza.

Ante esta situación Ganemos considera que ya no se pueden poner parches desde la Administración, porque la obligación es garantizar los derechos encaminados a asegurar unas condiciones que permitan vivir con dignidad a las personas. “Por esta razón también vamos a reclamar al gobierno regional que asuma sus obligaciones en esta materia y revierta las políticas de recortes, austeridad y desmantelamiento de servicios públicos de la etapa de Cospedal”.

Dentro de las medidas concretas que plantea la moción, se insta al Ayuntamiento a establecer un programa de comidas a domicilio para unidades familiares en situación de exclusión, con las que se desarrollen programas de intervención a distintos niveles.