El grupo municipal Ganemos Albacete ha solicitado esta mañana que se refuerce la inspección en el servicio de Medio Ambiente para poder llevar un mayor control y vigilancia en dos cuestiones concretas: una, las grandes contratas a través de las cuales el Ayuntamiento presta determinados servicios; y otra, el cumplimiento de las normas de las Ordenanzas de las que nos hemos dotado.

Tal y como ha señalado el portavoz de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, en la actualidad los recursos humanos que hay en Medio Ambiente para llevar a cabo la labor de inspección son insuficientes, lo que impide que el Ayuntamiento cumpla con su deber de vigilar y evaluar cómo las empresas adjudicatarias están prestando los servicios, y por tanto, desconozca si estas empresas están haciendo todo lo que se les exige y se recoge en los pliegos.

En este sentido Peñarrubia ha indicado que del Servicio de Medio Ambiente dependen las dos grandes contratas que tiene el Ayuntamiento, como son la del mantenimiento de zonas verdes y la de limpieza viaria y recogida de residuos. Contratas que  suman un coste de 19 millones de euros al año y alrededor de 300 personas trabajando. “En Ganemos consideramos que dada la cantidad de dinero público de la que estamos hablando merecería hacer un esfuerzo proporcional para controlar que las empresas cumplen con sus obligaciones en cuanto a frecuencia, personal, medios materiales, etc.”.

Por otro lado, esa falta de inspección afecta también a la hora de velar por el cumplimiento de la normativa, indicado el portavoz de Ganemos que  precisamente en este mismo servicio hay dos Ordenanzas Municipales de gran enjundia, como la es la Ordenanza de Medio Ambiente y la Ordenanza Cívica, y que afectan a cuestiones tan importantes para la convivencia y el bienestar como es el ruido, los vertidos, los olores, los horarios, la tenencia responsable de animales, calidad del aire…

En este sentido Álvaro Peñarrubia se ha detenido en lo que a la tenencia responsable de animales se refiere, ya que mientras es sabido que hay muchas zonas en las que abundan los excrementos de perros durante el pasado año no se puso una sola multa por no recoger los excrementos.

Reubicar a nueve trabajadores municipales que quedarán sin tarea 

Al hilo de lo anterior, la concejala Mª José Simón ha recordado que el nuevo contrato de zonas verdes que entrará en vigor en breve incluye dos zonas (Jardines de la Plaza de la Catedral y Plaza del Altozano) de las que hasta ahora se vienen ocupando personal municipal. Esto significa que las labores que desempeñan los 9 trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento, cuando comience el nuevo contrato las asumirá la empresa, y por tanto, hay que reubicar a esas 9 personas en otro servicio.

“Pues bien, a pesar de que desde hace un año y medio estamos con el nuevo contrato y el equipo de gobierno sabe de esta circunstancia, y pese a que Ganemos en más de una ocasión le ha dicho a la concejala de Medio Ambiente, Rosa González de la Aleja, que hay que buscar una nueva ocupación a estas personas mediante un plan especial de empleo que contemple incluso formación para poder desempeñar otras funciones, seguimos sin saber a qué van a dedicar su jornada laboral estos trabajadores municipales”.

Esto es un claro ejemplo más de la desidia y nula diligencia del equipo de gobierno para anticiparse a las situaciones, a pesar de que es conocedor de los tiempos y los plazos de los que dispone. “Sin embargo, siempre se les agota el tiempo sin haber hecho los deberes, y mucho nos tememos que cuando empiece el nuevo contrato, esos nueve trabajadores del Ayuntamiento no sabrán cuál va a ser su cometido a partir de ese momento”.

En este sentido, y enlazando con la falta de inspección en Medio Ambiente, Ganemos cree que algunas de estas personas y previa formación necesaria podrían realizar esta tarea.