Tras haber tenido notificación oficial de la resolución por la que el Gobierno de Castilla La Mancha archiva el expediente para la declaración del Eje Histórico de la ciudad de Albacete como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico, desde Ganemos Albacete queremos expresar nuestra indignación por lo que entendemos que  es una clara utilización de la Administración para intereses partidistas y por este motivo pedimos el cese del viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa.

Nos parece inadmisible que el viceconsejero  de Cultura Jesús Carrascosa firmara en agosto de 2017 la resolución para abrir expediente y dijera literalmente que  “el eje histórico de Albacete es un espacio que reúne de forma singular y sobresaliente valores patrimoniales”, y justo un año más tarde (agosto 2018) firme otra resolución archivando el expediente porque “se concluye que el espacio delimitado no reúne de forma singular y sobresaliente los valores patrimoniales que justifiquen su declaración”.

Nos preguntamos cómo es posible que previamente a realizar el anuncio, el viceconsejero de Cultura no se asesorara o solicitara un informe al personal técnico de la Viceconsejería para valorar la viabilidad o justificación de la declaración de Eje Histórico que pretendía llevar a cabo.

Ganemos considera que la respuesta a esa pregunta es que en ese momento por parte del Gobierno regional de Emiliano García Page no se pretendía tomar medidas para preservar el Patrimonio de la ciudad de Albacete, sino que ese anuncio sólo fue un golpe de efecto para conseguir un titular en los medios de comunicación y salir airoso tras la polémica que  surgió con la retirada de las rejas del edificio de la calle Ancha.

Ganemos Albacete como parte activa en el procedimiento administrativo abierto quiere denunciar también que por parte de quienes ostentan un cargo de responsabilidad en el Gobierno y las competencias en una materia se haga hacer perder el tiempo no sólo al personal de la Administración implicado en la tramitación de un expediente de esta naturaleza, sino también a quienes como Ganemos dedicaron tiempo a estudiar el expediente y a presentar alegaciones al mismo, en un intento de contribuir al supuesto objeto del mismo. Unas alegaciones, por cierto, que han tardado ocho meses en contestar y que las han resuelto con apenas cuatro líneas.

Creemos que este tipo de decisiones improvisadas y sin el más mínimo rigor sólo sirven para desacreditar  a quienes las toman sin calibrar el alcance y las consecuencias de las mismas.

Además de solicitar el cese del viceconsejero de Cultura, desde Ganemos exigimos también al resto de cargos provinciales del Gobierno regional que dejen de hacer declaraciones en los medios de comunicación sobre intenciones y mediten más sobre qué interesa a la ciudad de Albacete para conservar el patrimonio que aún queda.