El  Grupo municipal Ganemos Albacete ha cuestionado esta mañana la credibilidad del equipo de gobierno de Javier Cuenca en todo lo que tiene que ver con procesos participativos, y en concreto con los Presupuestos Participativos, ya que todavía no hemos podido ver ningún resultado palpable del trabajo realizado el pasado año, pese a que el documento de propuestas definitivas se conoció el 13 de octubre.

Así lo ha manifestado el viceportavoz de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, quien ha recordado que los presupuestos participativos se basan en las propuestas que surgen en tres grupos de trabajo (Movilidad, Corrección de Desigualdades y Medio Ambiente) coordinado cada uno de ellos por un grupo de la oposición. “Unos Presupuestos participativos que nacen ya con limitaciones porque se circunscriben sólo a las inversiones y no dan cabida tampoco a la totalidad de asociaciones y colectivos del municipio”.

En estos momentos –tal y como ha explicado Álvaro Peñarrubia- estamos inmersos de lleno en los segundos presupuestos participativos, y creemos que para mantener el dinamismo y compromiso de los grupos de trabajo es necesario empezar a ver avances, ya que por deferencia a quienes acuden a estas reuniones y dedican su tiempo a trabajar por construir una ciudad mejor deberíamos demostrarles que este trabajo sirve para algo.

De hecho, conocer el estado de ejecución de las propuestas del año pasado fue una de las reivindicaciones de los colectivos en el plenario que sirvió de punto de partida de los segundos presupuestos, y sin embargo, no se proporciona información alguna al respecto, lo que sumado a que los concejales del Grupo Popular no acuden a las reuniones de los grupos de trabajo, es bastante ilustrativo de su interés por la participación.

Desgranando los resultados de cada grupo de trabajo, la concejala de Ganemos Lola del Olmo se ha referido a la de Medio Ambiente, donde sólo se han dado pasos en dos actuaciones que afectan a las instalaciones del IMD. El resto: instalación de cuatro contenedores soterrados; instalación de nidales para distintas especies de aves; pegatinas anti-choque de aves, y circuito ciclo-pecuario, continúan a la espera, ya que ni siquiera tienen el crédito retenido, a excepción de los nidales.

Desaliento e incumplimiento de expectativas

Lola del Olmo ha indicado que esta falta de celeridad es muy desalentadora para quienes participan en el proceso, ya que no se están cumpliendo las expectativas creadas, y la pregunta qué se hacen es para qué seguir presentando propuestas nuevas cuando tienen aún los deberes por hacer.

Por su parte, María José Simón ha comentado los acuerdos del grupo de Corrección de Desigualdades, insistiendo en que la información que se tiene es porque se está detrás de los concejales de cada área para intentar saber en qué estado se encuentra cada una de las actuaciones aprobadas, no porque se rinda cuentas por parte del equipo de gobierno.

En este grupo, salvo las obras de accesibilidad en instalaciones del IMD que están en proceso de licitación, el resto apenas han avanzado: instalación de 4 marquesinas en paradas de bus; adaptación de información para personas con dificultades cognitivas o sensoriales; equipamiento ludoteca barrio Industria; obras de corrección de pendientes de vados en aceras; e instalación de 20 canastas.

La concejala Mª José Simón ha indicado que los concejales del PP siempre se escudan en el atasco que hay en los servicios técnicos y que no dan abasto para sacar adelante los proyectos, pero “no nos vale como excusa, ya que le corresponde al equipo de gobierno valorar si hay que reforzar algún servicio o replantearse la carga de trabajo que es posible asumir, antes de seguir pidiendo a la ciudadanía que presente propuestas”.

Por último, Álvaro Peñarrubia ha indicado que de Movilidad sólo se ha empezado a mover la construcción de rampas de acceso en Parque de Abelardo Sánchez, pero del resto de medidas para calmar el tráfico o fomentar la movilidad en bicicleta no se sabe nada.

A modo de conclusión, el Grupo Municipal de Ganemos cree que si no hay capacidad para poder asumir los compromisos que emanan del Consejo Social, quizá habría que reconsiderar qué sentido tiene este proceso y el esfuerzo y dedicación que de forma altruista hacen las asociaciones y colectivos, ya que “mucho nos tememos que a final del mandato vamos a tener propuestas de cuatro presupuestos participativos, pero que  sólo se va a ejecutar medio presupuesto”.