Ganemos no aprueba la gestión del PP y retira su confianza rechazando los Presupuestos de 2018

El Grupo municipal Ganemos Albacete ha votado en contra de los Presupuestos del Ayuntamiento de Albacete 2018, porque a pesar de que la propuesta inicial del Partido Popular ha sido retocada para incluir las enmiendas de los otros dos grupos y que hay partidas que podemos compartir, este documento viene precedido de los flagrantes incumplimientos y carecen de planificación estratégica. 
Así lo ha manifestado el portavoz de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, quien no ha dudado en calificar de bluf unos presupuestos que siguen además encorsetados por el Plan de ajuste de años atrás y por la Ley Montoro, ya que el superávit con el que se vienen cerrando los últimos cinco ejercicios  se dedica a pagar deuda y no a objetivos sociales.
Ganemos reconoce en esos presupuestos propuestas que son suyas como es el Plan de Choque contra la Pobreza o la contratación de dos técnicos de Igualdad, y aprueba que se vaya a hacer una nueva escuela infantil, un centro sociocultural en el barrio Cañicas, las viviendas sociales, “pero seguimos sin compartir que el Partido Popular asocie el progreso y la transformación de una ciudad únicamente al cemento, así como que los barrios y pedanías dejan de ser una prioridad”.
El portavoz de Ganemos ha criticado la falta de rigor y de planificación del PP y prueba de ellos es que en 2016 y 2017 el nivel de ejecución de las inversiones se sitúa en torno al 30%, “lo cual puede obedecer a dos razones: o su incapacidad e ineficiencia o a su intención de dejarlo todo para el final para poder inaugurar en al año electoral, y ninguna de las dos nos gusta”.
En Personal hay poca ambición porque sigue sin atenderse la petición de los grupos políticos y de los sindicatos de hacer una RPT (Relación de Puestos de Trabajo) que no es otra cosa que repensar cómo es la organización del personal de este Ayuntamiento para ver de qué forma se pueden aprovechar mejor los recursos humanos para ser más eficientes”. Este año ha habido tres reestructuraciones de servicios pero sin embargo no se dotan las plazas recién creadas por el propio PP”.
Seguimos echando en falta un plan estratégico, herramienta que recomienda la ley, para ejercer un mayor control de cómo y para qué objetivos se destina el dinero público que se transfiere a terceros vía subvención. Por el contrario, nos hemos encontrado que la enmienda que hace el PP a su propio presupuesto aumenta varias partidas para subvenciones a asociaciones de distinto ámbito, algo que se aleja de la libre concurrencia y profundiza en favorecer el clientelismo.
“Nos rechinan partidas como la del Circuito, que sigue siendo un sumidero de dinero público se sigue consignando 400.000 euros, incluso este año en el que podía haberse reducido la aportación porque ha habido superávit; o la Escuela Taurina con cerca de 70.000 euros.
Regla de gasto
Por su parte, el concejal Héctor García ha indicado que el PP ha demostrado que es un mal gestor de los recursos de los que dispone: “Un ejemplo es que a día de hoy, el Ayuntamiento dispone de una bolsa de más de 50 millones de euros para inversiones, cantidad que resulta de sumar los 24 millones de remanentes de inversiones de ejercicios pasados no ejecutadas, más los 19 millones del 2018, más lo que procede del EDUSI”.
Sin ir más lejos, de los casi 10 millones del capítulo de inversiones de los Presupuestos del año pasado no se ha ejecutado ni la cuarta parte, ha precisado el concejal.
Por último, Héctor García se ha referido a la advertencia que ha hecho el interventor en el sentido de que en el caso de ejecutarse el presupuesto de 2018, el Ayuntamiento de Albacete incumpliría la regla de gasto, es decir, el límite impuesto por la ley Montoro. No obstante, el concejal de Ganemos ha dicho que “nos da tranquilidad que este ayuntamiento no esté gobernado por Manuela Carmena, porque tendríamos la lupa encima, y la certeza de que el PP no va cumplir ni ejecutar el presupuesto”.

 

Añadir nuevo comentario