Los diputados provinciales de Ganemos-IU en la Diputación Provincial de Albacete, Victoria Delicado y José Ignacio Díaz, han dado cuenta esta mañana la posición del Grupo Provincial sobre la negociación de los Presupuestos de la Diputación de Albacete para el presente año 2016 y las prioridades de la formación. Una negociación que va a ser consultada con las asambleas donde Ganemos-IU tiene representación.

Delicado ha explicado que Ganemos-IU trabaja en la línea de modificar la gestión que se ha hecho hasta ahora en la Diputación, que ha calificado de “muy mejorable, para que el Presupuesto se destine a los fines propios de la Diputación como es el “apoyo a municipios, especialmente a los más pequeños”, convirtiéndose en una institución que contribuya “al bien común y a la mejora de la vida de quienes viven en los municipios de la provincia”

Delicado ha recordado que las posiciones de Ganemos-IU se han consultado con los concejales y concejalas que la formación tiene en la provincia en un encuentro celebrado este pasado febrero, en el que se recogieron sugerencias como que los recursos de la corporación se dediquen a luchar contra el desempleo, la pobreza y la exclusión, así como en mejorar carreteras, alcantarillado, depuración de aguas, promoción del turismo, desarrollo rural, freno de la despoblación, recogida de residuos, apoyo a las universidades populares, arreglo de caminos, mejora de la eficiencia energética y solución de problemas con la vivienda.

Prioridades que van a tener una difícil incorporación al presupuesto de la Diputación durante 2016 debido a que durante este año va a estar “lastrado y limitado” por la “mala gestión y las decisiones tomadas por el PP en los últimos años”.

“La principal hipoteca del presupuesto es que está sujeto a un Plan Económico Financiero, un plan de ajuste, pues con la compra del edificio de la Cámara de Comercio, el PP se saltó la regla de gasto y hubo de aprobar ese plan”, ha explicado la diputada provincial de Ganemos-IU.

Pago de la deuda

Un condicionante que va a impedir destinar suficientes recursos a los objetivos que Ganemos-IU se plantea, ya que el remanente de tesorería “no se podrá utilizar para inversiones, sino para el pago de la deuda”. Así, de los 91 millones de ingresos que contempla, se dedicarán 86 a gastos.

Delicado también ha recordado que el presupuesto de 2016 no sólo está condicionado por las decisiones del PP, sino también por el propio funcionamiento de la Diputación, que dedica 59% de sus ingresos a gastos de personal y otro 20% a pagar servicios educativos y sanitarios que debería financiar la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

A pesar de estos condicionantes, durante 2016 la Diputación va a dedicar 5  millones de euros al Plan de Empleo de la Junta y 600.000 euros a la Mesa Social para combatir la pobreza, inversiones  derivadas del cumplimiento del pacto de investidura entre Ganemos-IU y el PSOE.

Aun así, Ganemos-IU ha planteado unas propuestas al Gobierno de la Diputación para su inclusión en el Presupuesto. Propuestas incluidas en el Pacto de Investidura que ha detallado el diputado provincial José Ignacio Díaz, y que pasan por: apoyo a los municipios de menos de 2.000 habitantes para contratar secretarios, discriminación positiva en las convocatorias de la Diputación, un Plan de Obras y Servicios para estas poblaciones e incremento de la partida de Cooperación al Desarrollo.

Partidas de libre disposición

Díaz ha añadido otras medidas como la mejora de la transparencia, publicidad y libre concurrencia en la contratación de los servicios de la Diputación; que los contratos de obras vayan a empresas locales o de municipios colindantes donde se efectúen y consensuar los pliegos de los servicios que se tengan que revisar (vigilancia y limpieza este año) para que tengan un mayor control incluyendo cláusulas sociales, laborales y medioambientales.

Otras medidas pasan por consensuar un reparto equitativo entre los distintos medios de comunicación de la partida de libre disposición de Presidencia de la Diputación; reducir los gastos de representación y protocolo; estudiar la introducción de convocatorias de libre concurrencia en lugar de convenios, para que todas las organizaciones de la provincia concurran en igualdad de condiciones a las subvenciones de la Diputación; contener el gasto de personal y disminuir el gasto por incidencias (horas extras, festivos, fines de semana…).

El diputado de Ganemos-IU expuso que la formación apuesta por mantener las ayudas al transporte escolar y negociar con la Junta de Comunidades su financiación, ya que es una competencia regional; la puesta en marcha de jornadas formativas de economía social en el medio rural; una gestión alternativa del Circuito de Velocidad que ahora le cuesta a la Corporación 450.000 euros anuales, y que en 2017 debería autogestionarse.

El objetivo de todas la medidas anunciadas, como recordó Díaz, es incrementar los recursos que se destinan a los municipios de la provincia, sobre todo a los de menos de 2000 habitantes, “que son los que más necesidades presentan”, y que al menos se dedique, durante este año, 1.000.000 de euros a inversiones, se habilite alguna fórmula de ayuda a los municipios endeudados, con el fin de que puedan acceder a las convocatorias de la institución y que se cree una partida para estudios de eficiencia energética.

La diputada provincial Victoria Delicado ha añadido que hay acuerdo con el PSOE para cumplir los acuerdos de la Comisión de Investigación de la Oferta Pública de Empleo de 2009; negociar con los sindicatos las condiciones de trabajo y la ordenación de las bolsas de empleo y nombramientos, así como la reordenación de las jornadas y la contratación para sustituciones.

Contención de sueldos

“También nos planteamos medidas para contener los sueldos más altos, ya que hay bastantes por encima del que cobra el presidente de la Diputación, ha dicho Delicado.
La diputada también ha planteado que sería importante abrir ya una negociación con la Junta para el traspaso de los servicios sociosanitarios y educativos que ahora financia al Corporación, lo que liberaría recursos.

Delicado también ha planteado la necesidad de elaborar un nuevo Reglamento de Ordenación y Funcionamiento de la Diputación que garantice los procedimientos; reforzar la transparencia con una Ordenanza y publicar la agenda del presidente, vicepresidentes, portavoces y el reparto de la publicidad institucional.

Para 2017 la idea es, ha asegurado, “dedicar entre 8 y 10 millones de euros para inversiones, dando continuidad al Plan de Empleo, la Mesa Social, elaborar un Plan de Obras y Servicios y otro adicional de obras para municipios de menos de 2.000 habitantes, además de propuestas para impulsar el turismo, la depuración de aguas, el arreglo de carreteras y caminos, recogida de residuos, eficiencia energética y desarrollo rural para frenar el despoblamiento y fijar población”.