A raíz de la última reunión de seguimiento del Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Albacete, el grupo municipal Ganemos Albacete ha hecho esta mañana una valoración del mismo y ha denunciado una discriminación detectada con la consiguiente propuesta para corregirla.

Sin dejar de reconocer los avances que se han producido en aspectos relacionados con el lenguaje no sexista, el protocolo contra el acoso sexual o la formación, y a lo que ha contribuido e trabajo realizad por la Unidad de Igualdad, la viceportavoz de Ganemos, Victoria Delicado, ha indicado que a un año de que finalice su vigencia, el Plan de Igualdad presenta un importante déficit en lo que al cumplimiento de medidas se refiere.

Entre las cuestiones que quedan pendientes para acabar con las desigualdades, y que en opinión de Ganemos requieren que se les preste una mayor atención, Victoria Delicado se ha referido en primer lugar al desequilibrio en la presencia de hombres y mujeres que hay en el Ayuntamiento, ya que de las aproximadamente 1.119 personas empleadas,  un 33,8% son mujeres frente al 66,2% son hombres, muy lejos de lo definido como composición equilibrada en la ley de Igualdad de 2007.

La viceportavoz de Ganemos ha señalado que esto se debe en gran parte a la existencia de servicios muy masculinizados, como son el de Seguridad, Servicios contra incendios, Arquitectura, Instalaciones y Edificios y Banda de Música. Y además, es precisamente en dos de estos servicios, Policía Local y Bomberos, donde más plazas se han convocado, lo que ha provocado que en la incorporación de hombres y mujeres al Ayuntamiento en los últimos cinco años también haya sido desigual.

Y es aquí donde se ha detectado que en los requisitos para poder acceder a una plaza en la Policía Local hay una discriminación negativa hacia las mujeres, ya que la talla que se les exige es de 165 centímetros cuando la talla media de las mujeres en España es de 163, mientras que a los hombres se les exige 170 centímetros, cuando la media de altura de los hombres es de 174. “Esto significa que a las mujeres se les exige estar por encima de la media mientras que los hombres pueden estar por debajo”.

Victoria Delicado ha indicado que el problema reside en que aunque en el Ayuntamiento hubiera acuerdo político para modificar este requisito,  la corrección no podría llevarse a cabo porque las tallas exigidas vienen recogidas en el Reglamento de desarrollo de la Ley de Coordinación de Policía Local de Castilla La Mancha, por lo que en la Comisión de Seguimiento del Plan de Igualdad se acordó dirigir un escrito al Gobierno regional solicitando esta modificación.

La viceportavoz de Ganemos ha señalado que esta discriminación es un ejemplo de que aunque la igualdad formal no siempre se refleja en la igualdad real, aún hay aspectos formales y legales que deben ser corregidos.