Ganemos denuncia que la nueva central de comunicaciones de los bomberos que ha costado 500.000 euros no funciona

El portavoz municipal de Ganemos, Álvaro Peñarrubia, ha trasladado hoy el malestar del Grupo por la gestión que se lleva a cabo en el Servicio de Extinción de Incendios, y en concreto con los contratos que se llevan a cabo a propuesta de la Jefatura. “Un malestar también compartido por bomberos que nos han transmitido sus quejas”.

Peñarrubia ha recordado que en mayo de 2017, el Grupo municipal Ganemos Albacete ya mostró su desacuerdo con la propuesta realizada por el jefe del Servicio de Extinción de Incendios para el contrato de una nueva central integradora  de comunicaciones, con un coste para el Ayuntamiento de 500.000 euros.

En aquel momento Ganemos cuestionó la necesidad y la idoneidad de dicho contrato, así como su excesivo coste. “Y en aquel momento también se nos dijo que la nueva central iba dotada de elementos tecnológicos por los que íbamos a ser pioneros, aunque a la vista de los hechos, más que ser pioneros hemos sido conejillos de indias porque la central no funciona”

Ganemos Albacete no pretende ser ni mucho menos alarmista, pero sí quiere recordar que el principal argumento que en su día esgrimió el jefe del Servicio para justificar la necesidad de este contrato y de este desembolso económico fue que el sistema de comunicaciones que se venía utilizando estaba en precario.

“Lo que Ganemos se pregunta es que si hace más de un año el sistema de comunicaciones del Servicio de Extinción de Incendios ya estaba en precario y había cierta urgencia en sustituirlo, cómo está ahora que ha pasado más de un año y sigue siendo el que está operativo porque la nueva, con todos los avances tecnológicos que  lleva incorporados, no funciona”, ha indicado Álvaro Peñarrubia.

Tal y como nos han comentado, “las comunicaciones digitales están aún en prueba porque al parecer una antena iba en los Depósitos del Agua, pero aún no tienen electricidad; el GPS tampoco funciona; el detector de salidas de camiones tampoco; el detector de bomberos en el camión tampoco…”

El portavoz de Ganemos ha explicado también que el pliego de condiciones establecía un plazo de seis meses para poner en marcha la nueva central, pero la empresa adjudicataria ofertó una mejora de tres meses por lo que se le dio puntos. Sin embargo, el contrato se firmó a finales de enero y los equipos no se instalaron hasta mayo, y cuatro meses después aún no ha entrado en funcionamiento.

Desde Ganemos no es esta la única irregularidad denunciada en este servicio municipal, ya que hace poco advirtió de los numerosos contratos adjudicados sin un procedimiento abierto en los últimos diez años, prácticamente todos a la misma empresa.

También hemos sabido que no estaba previsto la uniformidad ni los equipos de protección necesarios para las nuevas incorporaciones de personal al Servicio.

Y no sólo eso, sino que el último camión que se ha adquirido y que fue presentado recientemente como un camión ligero, ágil y compacto, parece que no pasa por algunos de los arcos de la Feria.

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario