El grupo municipal de Ganemos Albacete y el Grupo Provincial de Ganemos-IU, representados por el concejal Héctor García y el diputado provincial Ignacio Díaz respectivamente, han denunciado esta mañana la desastrosa y opaca gestión del Circuito de velocidad de Albacete tras analizar la información que han podido recopilar a pesar de la obstrucción y falta de colaboración que han encontrado en esta tarea. No obstante, ha sido suficiente para detectar diferentes irregularidades y su repercusión en las arcas públicas.

En primer lugar, el concejal Héctor García ha recordado que el Circuito de Albacete nos cuesta a los ciudadanos y ciudadanas todos los años 850.000 euros, de los cuales, 400.000 los aporta el ayuntamiento y 450.000 la Diputación de Albacete. Pero lo más grave es que a pesar de esta financiación, el Circuito cierra sus ejercicios con déficit: en 2013 con más de un millón de euros; en 2014 con 800.000 euros; en 2015 se prevé que sea de 600.000 euros.

Para ambos grupos es inadmisible que el Circuito se haya convertido en un pozo sin fondo, de dudosa rentabilidad social y deportiva, ya que como consecuencia de la nefasta gestión resulta imposible, no sólo tapar el agujero, sino conseguir que el dinero que destinan las dos instituciones que lo sustentan económicamente revierta en la ciudad y en la provincia.

A este respecto, el diputado provincial, Ignacio Díaz, ha precisado que ni el grupo municipal ni el provincial están en contra del Circuito, pero sí de la pésima gestión que está lastrando los Presupuestos de las instituciones durante años y años, así como  de la falta de interés de quienes han tenido responsabilidades de gobierno por poner fin a esta negligente gestión.
Al hilo de lo anterior, el diputado provincial ha lamentado además que la Diputación de Albacete dedique 450.000 euros al Circuito de velocidad, cuando su razón de ser es contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la provincia y atender las necesidades de sus municipios.

Contratos y servicios sin supervisión ni control

1.- Desgranando algunas de las cosas que les han llamado la atención, el diputado Ignacio Díaz se ha referido en primer lugar al contrato de mantenimiento, cuyo importe asciende a 688.000 euros y tiene una duración de tres años, pero del cual “a fecha de hoy no se nos ha facilitado el pliego de condiciones técnicas ni de cláusulas administrativas, pese a haberlo requerido en dos ocasiones. No sabemos si es que lo han perdido o que su contenido  es tan laxo que no les interesa que lo conozcamos”. Sobre este mismo contrato el diputado ha advertido que la empresa adjudicataria ofreció una mejora de 100.000 euros y tampoco se sabe si ese compromiso se ha llevado a la práctica y si se ha materializado en actuaciones concretas, ya que no existe una memoria de las obras o reparaciones hechas en las instalaciones. Este contrato vence en noviembre de 2016 y desde ambos grupos se considera que no debería ser objeto de prórroga.

2.- Otras cuestiones que han sorprendido a Ganemos Albacete y a Ganemos-IU son los pagos que el Circuito realiza por prestación de diferentes servicios, como por ejemplo la factura que puntualmente se abona todos los meses por importe de 742 euros mensuales a una persona que realiza tareas informativas. No se entiende que se pague esta cantidad fija por un servicio de prensa cuya última actualización de la web es de hace tres meses o cuando sólo se realizan tres carreras al año.

3.- También merece mención aparte el servicio de  limpieza, conserjería y productos de las instalaciones del circuito. En julio de 2013 se elaboró y redactó un pliego que por cuestiones técnicas no se adjudicó, y desde entonces las facturas por estos servicios se vienen pagando a tres empresas diferente mediante el método de reconocimiento extrajudicial de créditos y convalidación de gastos, dos herramientas a las que se puede recurrir de forma excepcional, pero no como procedimiento habitual.

4.- Por último, el concejal Héctor García ha apuntado al pago que se le hace a Motor Club, en 2015 por importe de 17.000 euros, cantidad que no se recoge en ningún convenio donde se regulen criterios, objetivos o contraprestaciones de la colaboración. Además, este pago se justifica con talones en concepto de dietas y desplazamientos, sin altas en  seguridad social ni retenciones.

Cortijos no, gracias

A modo de conclusión, el diputado provincial de Ganemos-IU ha señalado que “no vamos a consentir que el circuito de velocidad sea el cortijo de ningún partido político ni de ninguna persona, y mucho menos vamos a permitir que estas irregularidades se mantengan”, a lo que el concejal Héctor García ha añadido que “vamos a seguir investigando porque creemos que se está produciendo una malversación de fondos”.

A modo de propuesta, el diputado provincial ha señalado que en el marco de negociación de los presupuestos de Diputación se va a plantear que es imprescindible un cambio de gestión en la dirección del circuito, así como que se estudie la posibilidad de revertir el ERE, ya que supuestamente se hizo para alcanzar la viabilidad económica, pero la falta de transparencia y la pésima gestión persisten.