Con el fin de reconducir las formas de trabajar del gobierno municipal con vistas a alcanzar mejores resultados, el grupo municipal Ganemos Albacete ha hecho una crítica a cómo se ha gestado y cómo se está ejecutando el programa europeo EDUSI, ya que pese a que la participación es uno de los elementos que lo caracterizan, en el caso que nos ocupa brilla notablemente por su ausencia.

Así lo ha manifestado esta mañana el concejal de Ganemos Héctor García, quien ha recordado que el programa EDUSI (Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integradas) está financiado con fondos europeos con 15 millones de euros, más una aportación del Ayuntamiento del 20% (3 millones).

También ha recordado el concejal que el EDUSI tiene diferentes líneas de actuación en función de lo objetivos temáticos a cubrir,  como son mejorar el acceso, el uso y la calidad de las tecnologías de la Información; fomentar la movilidad urbana sostenible y mejorar la eficiencia energética; conservar el medio ambiente protegiendo el patrimonio cultural y natural de las áreas urbanas; y promover la inclusión social mediante la regeneración física, económica y social de áreas desfavorecidas.

Pues bien, tras reconocer el trabajo hecho por los servicios técnicos que además han sabido anticiparse, el concejal Héctor García ha lamentado que en dos años y medio sólo se hayan hecho dos reuniones con colectivos y asociaciones para poner en común e identificar las necesidades que hay en la ciudad y hacer propuestas para afrontarlas.

La falta de participación no sólo la ha sufrido el tejido asociativo sino también los propios grupos de la oposición, que no han tenido posibilidad alguna de incidir en la toma de decisiones y hemos sido meros espectadores de los proyectos que se van a llevar a cabo, aunque la mayoría de ello los compartamos.

En el caso concreto de Ganemos, Héctor García ha indicado que de las 12 propuestas que hicimos, sólo 5 han sido tenidas en consideración para su ejecución en el supuesto caso de que hubiera sobrante.

La transparencia también está siendo deficitaria y el ejemplo más palpable lo encontramos en las obras de remodelación del centro, de las cuales no había información accesible de sus plazos de ejecución, lo que provocó muchas quejas entre comerciantes y vecinos y vecinas afectados. “Qué menos que se hubiera habilitado una web en la que poder consultar todas las acciones previstas y cómo se van a desarrollar”.

Por su parte, el portavoz de Ganemos, Álvaro Peñarrubia, ha incidido en que en el EDUSI lo importante no es sólo llevarlo a cabo, sino cómo se lleva a cabo, ya que también se persigue mejorar la forma de trabajar, gestionar y gobernar las instituciones. Sin embargo, “tenemos que lamentar la falta de comunicación fluida entre diferentes servicios y Urvial, que es el encargado de los proyectos, lo cual ha obstaculizado algunas operaciones, como por ejemplo la adecuación de solares, porque no estaba claro cuáles eran de propiedad municipal”.

En cuanto a la vertiente social, Álvaro Peñarrubia ha asegurado que esa línea de trabajo ha quedado bastante coja, ya que, si bien es cierto que el EDUSI  pone el acento en las obras, finalmente se van a dedicar 4 millones de euros a la construcción de un solo centro en un único barrio. “En Ganemos creemos que no debería haberse concentrado toda la inversión en una sola obra, sino que se podía haber creado una red de ludotecas repartidas por toda la ciudad o  haber hecho  alguna escuela infantil, recursos muy demandados y que se podrían haber incluido si se hubieran tenido en cuenta nuestras propuestas y las de otros colectivos”.

Plazos ajustados

Por último, Héctor García se ha referido al temor de Ganemos a que el equipo de gobierno se confíe en que se va a conceder una prórroga y no sea suficientemente diligente, indicando que a finales de 2018 tiene que estar contratado el 15% y de momento sólo hay un 9%.

En este sentido se ha referido a otras experiencias del pasado muy mal gestionadas y rematadas con las prisas, citando la pasarela ciclista del Urbanitas o el dinero para publicitar y divulgar este programa que se gastó cuando ya estaba realizado.