El Grupo Municipal Ganemos Albacete ha denunciado esta mañana la ausencia de criterios objetivos para determinar el número de arcos que se conceden a cada stand de la Feria de Albacete. Así lo ha señalado esta mañana la concejala Maria José Simón, quien ha lamentado que con esta forma de proceder estemos obviando que una de las principales finalidades del nuevo Reglamento de Feria era dar transparencia a las adjudicaciones.

La concejala ha explicado que si bien es cierto que en el Reglamento no viene especificado en base a qué se decide dar uno, dos o  tres arcos a un stand, lo que no compartimos es que se haga de forma arbitraria y en base a unos parámetros subjetivos, motivo por el que pensamos que hay que modificar el Reglamento y hacer un reparto de arcos más acorde a los proyectos que presenten los peticionarios. En este sentido ha comentado que cuando preguntó en comisión informativa cómo se había hecho el reparto se nos dio una explicación por parte del servicio y avalada por el concejal.

También ha criticado Mª José Simón que en lugar de hacer una convocatoria pública en toda regla, es decir, que salga en el BOP, para que aquellos stands del año pasado que quieran renovar este año, se haya recurrido al correo.

Respecto a otras cuestiones que Ganemos ha planteado en las comisiones informativas de Feria, la concejala se ha referido a que haya un mayor control para que los stands que se conceden a asociaciones con fines sociales estén perfectamente identificados a nivel imagen, ya que el año pasado observamos que había muchos stands que no se sabía de qué era porque la publicidad era de la empresa o entidad subcontratada para llevar el servicio de restauración.

Por último, la concejala ha recordado que –tal y como ya se informó hace unos días- Ganemos propuso en la comisión que cuestiones como que haya una sentencia condenatoria en materia laboral a una determinada entidad penalice a la hora de optar a una adjudicación.

A modo de conclusión, la concejala de Ganemos ha vuelto a lamentar que no haya la más mínima voluntad de preparar la Feria con antelación suficiente para poder corregir todo aquello susceptible de ser mejorado, y que por falta de tiempo al final todo se haga con prisas. Asimismo, ha insistido en que el Reglamento que en su día se aprobó por unanimidad debería modificarse en algunos aspectos, y cumplir todo lo que se recoge en cuanto a proyectos y plazos, ya que de nada sirve dotarnos de un nuevo reglamento si al final no conseguimos dar una mayor transparencia sobre todo a las adjudicaciones.