El Grupo municipal Ganemos Albacete lamenta que el Partido Popular carezca de un modelo de ciudad con una concepción global y que además no tenga visión de futuro, tal y como se desprende del proyecto de remodelación de pasos de peatones y cruces de bicicleta que está en su última fase de licitación.

Un proyecto que -si bien recoge algunos avances en movilidad sostenible que desde Ganemos  acogemos de buen grado-  evidencia que el PP no tiene ni estrategia ni planificación y que sigue apostando por los parches.

Así lo ha denunciado esta mañana el portavoz de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, quien ha criticado en primer lugar que este proyecto que tiene como objetivo mejorar la movilidad y la seguridad en diferentes puntos de la ciudad y pedanías, y que recoge propuestas del Consejo Social y de Sostenibilidad de 2016 se haya dejado para la recta final del mandato. “Si tal y como dice el proyecto se pretende actuar en puntos donde se producen incidencias con una frecuencia elevada no entendemos que se haya dejado pasar tanto tiempo para hacer las correcciones oportunas”.

Respecto a la falta de visión de futuro, Álvaro Peñarrubia se ha referido a la actuación que se va a realizar para dar continuidad al trayecto que recorren las bicicletas que proceden del centro por Teodoro Camino con el carril que discurre por la Avenida de España. El portavoz de Ganemos ha lamentado que, contrariamente a lo que se está haciendo en otras ciudades que nos aventajan en materia de movilidad sostenible y contrariamente a la voluntad mayoritaria que hay en Albacete, como es procurar que el carril bici vaya descendiendo a la calzada, lo que se ha proyectado es un nuevo tramo de carril bici que discurre por la acera por delante del Instituto Bachiller Sabuco.

Y no será el único carril-bici nuevo que se haga en la calzada, ya que en el Paseo de Simón Abril también se va a optar por esta fórmula, pese a que  es la que no gusta ni a peatones ni a ciclistas porque genera conflicto y en lugar de quitar espacio al coche se quita a quienes se desplazan de forma sostenible.

Respecto a las medidas para mejorar la seguridad que contempla el proyecto, Álvaro Peñarrubia ha recordado que al inicio del mandato Ganemos ya planteó una batería de propuestas para calmar el tráfico y ponérselo difícil a los coches, pero sin embargo este proyecto deja constancia de que algunas medidas se descartan porque incidirían en el tráfico, “una idea contraria a la tendencia que se está imponiendo en otras ciudades”.

Además, Ganemos no comparte que el PP sólo entienda la movilidad a base de ladrillo y cemento, ya que existe algo llamado urbanismo táctico que con muy poca inversión surte un gran efecto, como pude ser por ejemplo colocar jardineras en sitios estratégicos para delimitar zonas peatonales o restringir la circulación de coches. Por último, desde Ganemos se echa en falta que todo esto vaya acompañado de campañas de concienciación.

A modo de conclusión, Álvaro Peñarrubia ha indicado que aunque en este proyecto detectamos nuestra influencia y se observa cierto cambio de rumbo en aspectos que ni el PP, ni antes el PSOE, se plantearon a la hora de intervenir en la ciudad, “se nos queda corto en visión y planificación”.