Ganemos consigue que el Ayuntamiento tome medidas para evitar o restringir la implantación de macrogranjas porcinas

Ante el constante goteo de peticiones de empresas para la instalación de macro explotaciones porcinas que se viene produciendo en Albacete y su provincia, el Grupo municipal Ganemos Albacete ha defendido esta mañana en el Pleno del Ayuntamiento de Albacete una moción en la que se proponía dotarnos de mecanismos encaminados a evitar, o al menos restringir, la implantación en nuestro municipio de estas granjas.
Tal y como ha explicado  el portavoz municipal de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, queremos que dentro del ámbito competencial del Ayuntamiento salga un acuerdo para modificar cuanta normativa municipal sea necesaria para tener argumentos jurídicos a la hora de denegar las licencias.

La moción plantea también que se traslade a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha la petición de excluir de las ayudas a instalaciones agropecuarias a iniciativas de macrogranjas porcinas por los peligros ambientales que traen aparejados y el poco empleo que generan, y que la Consejería de Agricultura retire las subvenciones a este tipo de explotaciones de ganadería intensiva y que, a cambio, apoye la ganadería extensiva tradicional.

Por último, Ganemos propone en su moción instar a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a modificar la legislación en materia medioambiental para garantizar la preservación del medio ambiente con respecto a las grandes granjas ganaderas intensivas.

Álvaro Peñarrubia ha insistido en los efectos nocivos que este tipo de explotaciones de ganadería industrial intensiva genera en aquellas zonas donde se instalan: malos olores; proliferación de insectos y roedores; enormes consumos de agua y  contaminación del suelo y las aguas subterráneas por los purines producidos, son algunos de sus inconvenientes.  “Frente a todas estas adversidades, los promotores de estas actividades suelen vender por anticipado la supuesta gran generación de puestos de trabajo para ganarse el favor de ciudadanía y administraciones, pero tenemos como ejemplo el caso de la petición que se denegó en Albacete y que sólo contemplaba diez puestos de trabajo”.

Que el Gobierno regional dé un giro a sus políticas

El portavoz de Ganemos también ha hecho hincapié en la necesidad de que el Gobierno regional dé un giro a su política de ayudas, ya que uno de los factores que ha provocado la proliferación de peticiones de permisos de estas macrogranjas, potenciadas por grandes empresas, son los incentivos que han encontrado en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La administración regional está subvencionando su instalación a través de las líneas de ayuda para la instalación de jóvenes agricultores y la ampliación y modernización de explotaciones agrarias bajo el reclamo de que “crean empleo”.

En lo que al Ayuntamiento respecta, Ganemos Albacete ha recordado que la petición de macrogranja que hubo, finalmente pudo desestimarse porque los informes de los servicios técnicos dejaron patente todas las deficiencias que el proyecto tenía y además su ubicación en una zona con protección desaconsejaba su instalación, pero esa situación desfavorable desde el punto de vista técnico y legal puede no volver a producirse. Es por ello que “tenemos que armarnos de argumentos de cara a futuras solicitudes, ya que no creemos que este sea el modelo de desarrollo por el que haya que apostar”.

Añadir nuevo comentario