“Los 3.000 vecinos y vecinas de las nueve pedanías de la capital albaceteña son tratados y se sienten como ciudadanos de tercera”. Así lo ha denunciado esta mañana, en rueda de prensa, la concejala de Ganemos Albacete, María José Simón.

Simón ha explicado que durante este verano Ganemos Albacete ha podido constatar “el malestar y la preocupación” de los habitantes de estas localidades, que han visto como el Equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Albacete “ha olvidado sus promesas y no ha dado solución a sus carencias, problemas y reivindicaciones”.

Los habitantes y visitantes de las nueve pedanías de la capital, que se duplican y triplican en verano, se han encontrado estos meses con todo tipo de carencias en los servicios que el Ayuntamiento de Albacete está obligado a prestarles en igualdad de condiciones con aquellos que viven en la capital.

Falta transporte público, no hay recorridos que permitan una comunicación mantenida y sostenible con las pedanías. “Escolares, mayores y quienes no conducen tienen problemas para desplazarse a la ciudad por  motivos de estudio, ocio, sanitarios o trabajo” ha criticado Simón, quien también ha llamado la atención sobre la dejadez del concejal del PP, Francisco Navarro, para encontrar una solución cuando en abril ya dijo que “estaban en ello”.

La concejala de Ganemos Albacete también ha dejado constancia de  las numerosas deficiencias en los caminos y calles más transitadas, especialmente en las “entradas” a las pedanías, y las vías utilizadas para ir a “cementerios y piscinas municipales”.

“La mayoría de los caminos a los cementerios son de tierra, no hay un mantenimiento regular, están llenos de baches y, cuando llueve, de charcos y zonas embarradas. Algunos son intransitables y con poca o nula iluminación”, ha asegurado.

Igual ocurre con las piscinas municipales, punto de reunión en verano a las que se tiene que acceder por carreteras sin arcén o aceras tan estrechas que suponen un riesgo para las personas que van a disfrutar de una instalación pública. Incluso el acceso a estas instalaciones, que disfrutan sólo cuatro de las nueva pedanías, presenta obstáculos para personas con movilidad reducida.

“Hemos encontrado zonas de césped con tan pocas sombras que algunos usuarias y usuarios llevan sus propias sombrillas clavándolas en el césped, como si estuvieran en la playa. Hay vestuarios sucios, mal construidos e instalaciones  que se inundan con solo abrir la ducha”, ha añadido Simón.

Para la edil de Ganemos Albacete el recorrido por las pedanías de Albacete se resume en “una lista de carencias y falta de acondicionamiento”  con  calles con el asfalto levantado por obras que se hicieron “hace un año” por trabajos de la red de abastecimiento de agua potable o viviendas donde en su día pusieron acerado y alumbrado y no asfaltaron con la promesa de que se haría posteriormente y llevan años esperando y centros socioculturales “apalabrados y sin visos de llevarse a cabo”.

Quejas a las que simón ha sumado el escaso mantenimiento de los campos de fútbol, todos de tierra y sin vallar.

Para Simón, en estos dos años el PP sólo ha tenido para las pedanías “promesas incumplidas, pocos hechos y problemas sin resolver”.  “Mejorar las infraestructuras en  los municipios sirve para arraigar la población, fomentar la cultura y el turismo rural, además de  contribuir al desarrollo socioeconómico, pero el PP no parece estar por la labor y trata a los habitantes de las pedanías como ciudadanos de tercera”, ha concluido la concejal de Ganemos Albacete.