Ganemos Albacete ha manifestado esta mañana su absoluto rechazo al  comportamiento de algunas personas asistentes al pasado Pleno de la Diputación de Albacete, ya que la supuesta movilización para la legítima defensa y reivindicación de los derechos de los trabajadores se convirtió en un evidente ejercicio de presión de cara a la próxima negociación del convenio colectivo y en un ataque personal hacia la diputada Victoria Delicado.

Así lo ha expresado Juan Ibáñez en representación de la Mesa de Coordinación de Ganemos Albacete, al mismo tiempo que ha advertido que Ganemos Albacete no va a ceder ante estas presiones ni va a cejar en su empeño de denunciar las presuntas ilegalidades que en materia de personal se produzcan en la Diputación.
Ganemos Albacete considera inadmisibles los insultos de tinte absolutamente machista que tuvo que soportar la diputada Victoria Delicado y ha aprovechado para agradecer las muestras de apoyo recibidas por parte de otros partidos y organizaciones como PSOE, CCOO, Podemos, Equo e IU, de igual manera que ha lamentado los comunicados de CSIF y UGT en un intento de justificar lo injustificable.

Dicho esto, Juana Ibáñez ha dejado claro que detrás de estos hechos subyace una cuestión de fondo que no es otra que la firme voluntad de Ganemos Albacete de intentar aportar transparencia  y eliminar prácticas cuestionables desde el punto de vista legal en la institución provincial, ya que “entramos en la Diputación  con la pretensión de acabar con determinados hábitos instalados en esta institución propiciados por los partido que se han alternado en el gobierno”.
De hecho, las conclusiones de la Comisión de Investigación de las oposiciones de la Oferta Pública de Empleo de 2009 dejaron al descubierto las irregularidades realizadas por el equipo de gobierno del PP y miembros del sindicato CSIF, y quizá este sea uno de los motivos por los que el PP y el sindicato CSIF quieran desprestigiar la labor del grupo provincial Ganemos-IU recurriendo a mentiras e insultos.

Ganemos Albacete está en las instituciones para velar por los derechos de los trabajadores y trabajadoras pero sobre todo para defender el interés general de la ciudadanía, lo que pasa por controlar cómo se gasta el dinero público y garantizar que las decisiones que se adoptan tienen cobertura legal.
Por lo tanto, Ganemos Albacete solicita al equipo de gobierno que proceda al pago de todos los atrasos de retribuciones que adeuda a los trabajadores y trabajadoras de Diputación, y que proceda a denunciar el convenio colectivo vencido el 31 de diciembre de 2015 y actualmente prorrogado.

De cara a la nueva negociación, Ganemos Albacete exigirá que todas las retribuciones estén amparadas por la legalidad, y por tanto, que no se reproduzca la situación del anterior Convenio Colectivo, Acuerdo Marco y Bloque de Mejoras, donde existen ilegalidades constatadas e informadas como tales por el interventor de la Diputación.

A modo de ejemplo, la representante de Ganemos Albacete se ha referido a las dos pagas sociales que se abonan a los trabajadores y trabajadoras en los meses de febrero y septiembre y la paga de productividad en el mes de abril. Respecto a las primeras señalar que se perciben sin tener que justificar ningún gasto y es para todos los empleados de la Diputación, con independencia de las retribuciones  salariales, lo cual elimina el carácter social de dicha paga. Igualmente, la paga de productividad se abona a todos y todas las empleadas de la Diputación, sin excepción y sin la existencia de ningún Plan de Productividad, de objetivos o de evaluación.

La suma de estas pagas suponen un desembolso anual del dinero público y por lo tanto de toda la ciudadanía, de casi tres millones de euros cada año, y lo que para Ganemos es aún más grave, están sujetas a reparos del interventor.

Queremos dejar claro que los miembros del Grupo Ganemos-IU con derecho al cobro de las pagas de ayuda social y de productividad renunciaron a ellas desde el primer momento y así lo hicieron constar en un escrito de los dos asesores y del administrativo del Grupo dirigidos al presidente de la Diputación, puesto que consideran que no deben percibir ninguna retribución que no estén amparadas en la legalidad.

Existen otras retribuciones en la Diputación Provincial de Albacete como las que se abonan por el concepto de “carrera profesional”, también con reparo sobre su legalidad por parte del interventor.

Este tipo de irregularidades son las que  Ganemos Albacete quiere eliminar del nuevo convenio. “No se trata de disminuir ingresos a los trabajadores, como de forma mentirosa y mal intencionada están propagando algunos sindicatos en la Diputación, fundamentalmente CSIF y UGT, sino de adecuar las retribuciones a la legalidad y, según qué tipo de retribuciones, excluir a los niveles salariales más altos, tal y como se hace en otras administraciones públicas”.

Juana Ibáñez ha concluido reafirmando el apoyo a la acción de oposición que el Grupo Ganemos-IU está realizando en la Diputación.