El Grupo municipal de Ganemos Albacete ha denunciado  que el Plan de Ajuste aprobado por el  equipo de gobierno del PP en mayo de 2012 no sólo ha supuesto el desmantelamiento de diferentes servicios municipales y la pérdida de eficacia y eficiencia en la prestación de servicios, sino que el Ayuntamiento ha tenido que pagar 650.000 euros en indemnizaciones y salarios de tramitación por despidos improcedentes, declarados por sentencias judiciales.
Así lo han puesto de manifiesto el concejal Héctor García y la concejala María José Simón, a raíz del informe de impacto económico del Plan de Ajuste que se le ha facilitado al grupo municipal, después de llevar pidiéndolo desde que llegó al Ayuntamiento hace un año, si bien esta petición se remonta al anterior mandato.

El concejal Héctor García ha señalado que los datos que refleja el informe echan por tierra la justificación en la que se escudó el PP para aprobar y aplicar este Plan de Ajuste, ya que la supuesta disminución del gasto público ha resultado ficticia y coyuntural dado que el ahorro que se iba a producir al final no ha sido tal debido a los despidos improcedentes, a las nuevas contrataciones que se han realizado y a las externalizaciones de servicios.

Destrucción de empleo

Sobre los despidos improcedentes, Héctor García ha añadido que han sido 21 las personas afectadas, 5 del servicio de medicina deportiva del IMD, y 16 de diferentes servicios del Ayuntamiento, entre los que se cuentan graduados sociales, educadores de calle, operarios de oficios, administrativos. Y esto ha derivado en más de una decena de sentencias declarando improcedentes los despidos.

Por su parte, la concejala Mª José Simón se ha referido a la parte del informe que se refiere a las extinciones de contratos y nombramientos interinos y que lamentablemente se llevaron por delante servicios como las cocinas, el matadero y el laboratorio municipal, y quitaron personal en otras áreas del Ayuntamiento, dejando en la calle a treinta 30 personas

A la vista del actual panorama, la concejala ha comentado que este plan de recortes era pan para hoy hambre para mañana, ya que  “además de que el ahorro para las arcas municipales no ha sido ni por asomo lo que el PP nos quiso vender, nos encontramos con un Ayuntamiento con distintos servicios colapsados por falta de personal,  y aunque esto no es cuantificable en euros, tiene consecuencias directas en la atención que la administración presta al ciudadano y en la dilación de los plazos de las tramitaciones”.

Nuevas contrataciones

Asimismo, a modo de ejemplo de algunas incongruencias de este plan de ajuste, Mª José Simón ha señalado que se cerraron las cocinas municipales y ahora le estamos pagando a una empresa para que elabore los menús que se sirven en escuelas y comedores; se cerró el matadero y ahora las carnicerías de Albacete tienen que desplazarse a mataderos de otros lugares, y en ambos casos además las instalaciones, maquinaria y equipamiento, con la inversión que ello supuso se están deteriorando.

Pero además, se prescindió de personal y sólo en este año se han efectuado más de 80 contratos para cubrir bajas y vacantes dotadas.
Por último, desde Ganemos Albacete se ha criticado que el informe sea sesgado, puesto que se obvian por ejemplo las reducciones de jornada en el IMD que obligaron a tener que hacer subcontrataciones de actividades deportivas, así como las reducciones de jornadas en la Universidad Popular.