Además de que cada grupo expuso su percepción sobre cómo está la ciudad de Albacete, hizo balance de la gestión propia y del equipo de gobierno, y planteó qué debería mejorarse de cara al futuro, el Pleno sobre el estado del municipio concluyó con la aprobación de 96 resoluciones.

Dichas resoluciones se sometieron únicamente a votación tras la lectura de su enunciado, ya que, pese a que cada grupo fijó su posición tras haber conocido su contenido, en el Pleno no hay debate, lo que significa que no se pueden enmendar ni aclarar las razones del sentido del voto.

De las 17 resoluciones presentadas por el Grupo municipal de Ganemos Albacete fueron aprobadas todas, salvo la que proponía la retirada de la simbología y referencias religiosas en el ámbito público municipal, que fue rechazada con los votos en contra de Ciudadanos, Partido Popular y la abstención del PSOE.

No obstante, que el resto se hayan aprobado no significa que vayan a prosperar, ya que 12 no contaron con los votos a favor del PP, lo que significa que el equipo de gobierno no va a llevarlas a cabo, tal y como ya lo ha dejado claro en más de una ocasión y como queda demostrado con las numerosas mociones que han sido aprobadas pero que como no gozan de su visto bueno, no tienen ningún recorrido.